Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘sin trastes’

El pao ferro o “pau ferro” es un árbol exótico proveniente de Brasil y Bolivia cuyas características la hacen excepcional para la construcción de diapasones de guitarras y bajos. Es una excelente madera, densa, compacta y dura, lo que la hace rápida, suave al tacto pero sobre todo duradera. Un diapasón hecho de Pao ferro aguantará durante años todo el maltrato que tus cuerdas le harán sufrir. Es también una gran elección si lo que estás buscando es un mástil sin trastes. Sin embargo, no es sólo un material resistente, sino que en muchas ocasiones tiene una veta impactante con variaciones de color que van desde el tostado claro al marrón casi negro, y en algunas ocasiones hasta se pueden encontrar piezas con toques amarillos o morados.

Su sonido es similar al del palisandro (de hecho en algunos sitios se la denomina palisandro boliviano aunque no sea palisandro). Sin embargo, es algo más brillante que esta madera, pero algo más cálida que el ébano. Además de que es más dura que estas otras dos maderas. Su resistencia hace que no necesite de ningún acabado. Esta madera también queda muy bonita si se usa para la parte de atras y los lados de guitarras acústicas o clásicas. También queda bonita si se usa para la tapa de una guitarra hecha de otro material.

No son pocas los instrumentos que tienen diapasones de pao ferro. Por ejemplo, la stratocaster signature de Stevie Ray Vaughan, entre muchas otras.

Stratocaster de Stevie Ray Vaughan

Anuncios

Read Full Post »

Siguiendo con la entrada anterior, voy a continuar hablando de los distintos tipos de cuerdas que existen. Aparte de las roundwound que ya explicamos, están las cuerdas flatwound. En este tipo de cuerdas la diferencia principal es que el cable con el que se enrolla el núcleo de la cuerda no es circular, sino plano. Con esto, se consigue eliminar casi por completo los baches de las cuerdas roundwound. Así, el sonido es mucho más uniforme, sobre todo a la hora de hacer slides y ligados. Por otro lado, estas cuerdas tienen un sonido con menos brillo, más apagado que otro tipo de cuerdas.

Las cuerdas flatwound son las que se usan normalmente para instrumentos sin trastes ya que su sonido es más apropiado para ellos y porque, al ser planas, las cuerdas producen un menor desgaste en el diapasón que las cuerdas normales. En la siguiente imagen podemos apreciar perfectamente la diferencia entre una cuerda roundwound normal y una flatwound.

Arriba, cuerda roundwound. Abajo, cuerda flatwound

Por último, existe un tercer tipo de cuerda menos común que es un hibrido entre la roundwound y la flatwound que se llaman cuerdas Groundwound. Estas cuerdas se enrollan de la misma manera que una cuerda roundwound pero se lija la superficie hasta que se queda lisa (incluso más lisa que una flatwound). Lo que se consigue así es que tenga una sonoridad parecida  la de las cuerdas roundwound, pero sin el desgaste añadido para el diapasón y los trastes que tienen estas cuerdas con respecto a las flatwound. Aquí os dejo una imagen para que veais como son.

Diagrama de una cuerda Groundwound

Read Full Post »

Siguiendo con la entrada sobre trastes de hace unos días voy a intentar explicar algunas de las diferencias entre los trastes más grandes y los más pequeños, para disipar esas dudas que pueden surgir cuando leemos eso de “jumbo frets” o “medium frets”.

El tamaño de los trastes tiene mucho que ver con la acción de tu instrumento (la acción es la altura de las cuerdas con respecto al diapasón). Los trastes más bajitos hacen que, al pisar, tus dedos se queden muy cerca del diapasón, dejando poco lugar para empujar la cuerda fuera de afinación o “bendear”. Los trastes altos son justo lo contrario. Cuando se habla de trastes “jumbo” se refiere a trastes altos. Estos trastes son indicados para guitarristas o bajistas que quieran hacer solos, bendear las notas, hacer “pinch harmonics” (armónicos muteados y bendeados…los clásicos chillidos de música metal) y son los que se suelen a poner a guitarras enfocadas a rock, metal y demás.

También existen diferencias entre la anchura de unos trastes y otros. La diferencia principal es que los trastes más anchos suelen durar más tiempo sin que se estropeen y haya que renivelarlos o a veces volverlos a poner.

En cuanto a los instrumentos sin trastes, son, como ya dije, instrumentos que requieren un nivel de técnica superior. Esto no significa que al ser bueno tocando un instrumento se vaya a pasar a uno sin trastes, ni mucho menos. Por lo general, existen pocas guitarras sin trastes y son más habituales los bajos. El sonido de estos instrumentos es mucho más dulce ya que desaparece la resonancia metálica de los trastes, y es habitual en géneros como el jazz, algunos géneros de folk, etc.

Os dejo unos videos que creo que os darán una idea de como suenan estos instrumentos:

Read Full Post »

Como todos sabréis, los trastes son esas pequeñas barras de metal colocadas perpendiculares al mastil que llevan la mayoría de guitarras y bajos. Su función es básicamente la de asegurarse que cuando pisas en la zona delimitada por el traste, sonará exactamente la nota correspondiente. En instrumentos sin trastes, el hecho de pisar un poco alejado de la línea  ya puede hacer que en vez de sonar un Do, por ejemplo, suene algo entre el Do y el Do sostenido. Por eso es más que recomendable no aventurarse en la aventura de un instrumento sin trastes hasta tener un nivel avanzado de técnica.

Por supuesto, en el mundo de los trastes también existen diversos modelos, materiales, etc, que darán a nuestro instrumento un sonido y un tacto distinto. Una de las opciones más normales es hacer los trastes de una aleación de niquel y latón. Estos trastes ofrecen una buena durabilidad y resistencia al golpe de las cuerdas de acero. También encontramos otras opciones como los trastes de los bajos de marca Warwick, que están hechos de la misma aleación que las campanas y ofrecen un sustain más largo y una sonoridad algo distinta.

Diapasón y trastes de una guitarra

Otros materiales de los que pueden estar hechos los trastes son el acero inoxidable, especialmente indicado para alérgicos al niquel o gente que prefiera un tacto más suave a la hora de tocar (al igual que con las cuerdas, el niquel tiene un tacto algo más “rugoso” al tacto y puede no gustar a algunos). Por último, encontramos otras aleaciones menos usuales que contienen cobre o trastes directamente de oro, aunque estos últimos no ofrecen una ventaja mayor que decir que son de oro y han costado muy caros.

Read Full Post »